Mindfulness – Mindful Eating

Atención Plena

El mindfulness es un conjunto de técnicas, basadas en la evidencia científica, cuyo objetivo es el entrenamiento de la mente para que pueda estar serena y conectada al momento presente.

El mindfulness se basa en la experimentación continua de lo que ocurre, cómo ocurre y cómo nos sentimos en relación a lo que ocurre. Aquí radica la importancia de las emociones, indicadores imprescindibles a la hora de reconocer las necesidades de cambio y mejora en nosotros mismos o en ciertos aspectos de nuestra vida. La autoobservación consciente nos permite encontrar el silencio interior y calmar la agitación de los pensamientos que, a su vez, determinan nuestros actos y conductas.

La autorregulación y equilibrio interior.

Meditación

La meditación nos ayuda a regular nuestros pensamientos emociones y a centrarnos en el momento presente. A través de la autoobservación. El practicante debe observar, de forma desapegada y compasiva y sin hacer juicios de valor, lo que le sucede a nivel físico como a nivel emocional.

  • A corto plazo: más vitalidad, mejor descanso, mayor autoestima, favorece la salud gastrointestinal y ayuda a conseguir/mantener el peso deseado, etc.
  • A largo plazo: favorece la prevención de enfermedades y dolencias físicas. Aumenta la concentración y potencia nuestras facultades mentales, etc.
Concentración
0
Autorregulación
0
Descanso
0
Estrés
0

Mindful Eating

Aprender a comer para vivir y no vivir para comer – Pilar Casanova.

Disfrutar del momento presente, dándole una atención plena al momento de la comida. Se trata de un estilo de vida, porque no solo implica ser consciente de lo que comemos y estar presentes en el momento en que lo hacemos, sino que es un proceso que abarca a los momentos de antes y después de la comida.

  1. ¿Hambre física o hambre emocional?

    La respuesta es clave para mejorar nuestra forma de relacionarnos con la comida y para aprender a comer conscientemente.

    Disfrutar comiendo sin remordimientos y sin consecuencias negativas para nuestro bienestar y salud.

    Se basa en comer cuando el hambre física es real y dejar de utilizar los alimentos como anestesia emocional.

    A causa del estrés y los malos hábitos adquiridos es fácil que se haya desajustado tu “sensor” para detectar tu saciedad. Necesitas recuperar esa capacidad para diferenciar entre hambre física y emocional.

  2. ¿Hay prohibiciones o restricciones?

    En el mindful eating no hay alimentos prohibidos ni menús estándares, específicos y restrictivos. Es acorde al estilo de vida, rutinas, actividad física y necesidades de la persona.

    Se basa en la creencia de que el cuerpo es sabio, por eso hay que aprender a escucharlo, para darle lo que necesita.

  3. Nuestra mente cambia la experiencia

    El cambio empieza por ti y, a partir de ahí, todo lo demás.

  4. + Beneficios +
    • Mejora la digestión.
    • Ayuda a no engordar.
    • Relaja.
    • Aporta sensaciones nuevas.
    • Reduce el estrés.
    • Controla la ansiedad.
    • Comes más sano.
    error: Content is protected !!